Amemos de Verdad

amor cristiano

Ni la muerte. Ni las Guerras. Ni la Violencia. Ni la Maldad. Ni el Dinero. Ni la Fama, sobrepasan el Poder del Amor.

El amor no es un sentimiento, el Amor es Dios. Si lo tenemos a El, tendríamos que amarnos, cuidarnos, protegernos, ayudarnos, bendecirnos, perdonarnos, tolerarnos los unos a los otros. Aunque ese fue el mandamiento de nuestro Señor Jesucristo “Que se amen los unos a los otros” Juan 13:34.


Muy a menudo hacemos todo lo contrario; hacer daño, criticar, señalar, juzgar, enjuiciar y condenar a quienes esperan de nosotros comprensión, amor y ayuda tal como Dios lo ha hecho con nosotros.

Hay hermanos en la fe, que hoy necesitan que alguien les extienda la mano para levantarlos y no el dedo para condenarlos. Que alguien ore por ellos en lugar de enjuiciarlos. Que alguien les de un abrazo en lugar de rechazo.

Los soldados de un mismo ejército se ayudan, se cuidan, se protegen y en momentos difíciles hasta dan la vida por su compañero. Sin embargo, hay muchos de nuestros hermanos caídos, heridos, solos, abandonados y muchas veces en lugar de ayudarlos a levantar son señalados y pisoteados por quienes se supone debieran extenderles una mano amiga.

Amar a nuestro prójimo no es una opción, ni tampoco un sentimiento, es un mandamiento.
Hoy es un día para amar, perdonar, ayudar, servir, bendecir y dejar de señalar, enjuiciar y dañar la vida de nuestros hermanos; porque pertenecemos a la misma familia de la fe; tenemos un mismo Padre Celestial y todos vamos camino a la perfección.

Amemos de verdad, porque esa es la evidencia de que Cristo vive en nuestros corazones y de que hemos nacido de nuevo.

Oración:
“Dios, hoy me determino a amar a mi prójimo, así como tú me has amado a mi, en el Nombre de Jesucristo. Amen”

Pastor Carlos Villarreal
www.carlosvillarreal.org

Source: Blog